Seleccionar página

Una vez que ha pasado el invierno es el momento de disfrutar de nuestra terraza y jardín, pero después de tenerlos olvidados su estado no nos invita a salir y a relajarnos en ellos. Por eso es necesario realizarle una puesta a punto para conseguir que este espacio sea una extensión de nuestra casa en los meses de más calor.

Lo primero que tendremos que hacer es una limpieza, tanto si tenemos una terraza como si tenemos un jardín tendremos superficies que estarán sucias y en algunos casos cubiertas de verdín debido a la humedad. Normalmente con barrer y limpiarlas con la manguera suele ser suficiente, pero en los casos en que no una hidrolimpiadora nos ayudará a dejar esas superficies como nuevas.

En los casos en los que tengamos tarimas o superficies de madera y estas estén dañadas tendremos que usar productos específicos que la nutran para recuperarlas. Cuando esto no sea suficiente habrá que lijar y volver a barnizar.

mantenimiento terraza

Una vez que hemos limpiado, tenemos que ver el estado de nuestro césped, plantas y macetas. Hay que revisar si las macetas están rotas y debemos cambiarlas, eliminar malas hierbas y abonar las plantas. Revisaremos el sistema de riego, comprobaremos el estado de la manguera de riego y veremos si es necesario reparar algo o renovarlo.

Una vez que hemos la revisión, mantenimiento y limpieza de lo básico es el momento de poner bonito. Lo primero es conseguir la intimidad que queremos para nuestro jardín o terraza, para ello podemos utilizar mayas o elementos de ocultación en nuestros cercados y vayas, ya sea con setos artificiales de ocultación o utilizando elementos más naturales como pueden ser el mimbre o el brezo de ocultación.

Lo siguiente que debemos hacer es crear los espacios en los que nos vamos a relajarnos y disfrutar nuestro jardín, lo ideal es, si el espacio nos lo permite, crear distintas zonas en función de su uso, normalmente una zona de comedor y otra de relax. En estas zonas no debemos olvidarnos de dos elementos fundamentales, la sombra y la iluminación para poder disfrutar de nuestro jardín o terraza tanto de día como de noche.

Para la sombra podemos utilizar pérgolas madera, sombrillas o toldos, en función de lo que más se adapte a nuestro espacio y siempre teniendo en cuenta la orientación del sol. En lo que se refiere a iluminación debemos montarla según el uso de la zona, por ejemplo, la de comedor debe tener una iluminación más potente que una zona de relax. Podemos jugar con elementos de iluminación fijos como focos halógenos y luego tener elementos móviles, que nos permitan una adaptación en función de las situaciones. Las velas y las bengalas de bambú nos ayudan a crear ambientes acogedores y potenciar la iluminación en ciertas zonas.

Ha llegado el momento de volver a convertir tu terraza o jardín en una extensión de tu casa y poder disfrutar del aire libre en los meses de primavera y verano. En Santiago Criado ponemos a tu disposición todo lo que necesitas para poder hacerlo, desde hidrolimpiadoras hasta bengalas de bambú pasando por el brezo de ocultación, para la puesta a punto de tu jardín o terraza te resulte mucho más fácil.