Seleccionar página

Si tienes un ático que no está aislado, cuando llegue el frío es probable que por mucho que calientes la habitación sigas teniendo frío, ya que se está escapando el aire caliente.

Muchas veces pensamos que para que nuestra casa sea confortable lo más importante es elegir un buen sofá o una cama cómoda. Pero lo que está claro es que si no tenemos una buena temperatura en casa todo lo que hemos dicho anteriormente no es suficiente. Para garantizar que la temperatura en casa sea agradable, aunque tengamos buen sistema de calefacción, es fundamental tener correctamente aislado nuestro ático.

Para que el aislamiento de nuestro ático sea perfecto, además de un tratamiento aislante paredes y techo, es importante tener instaladas unas ventanas contra el frío de calidad.

Las ventanas son fundamentales ya que por ellas se escapa el 13% del calor de una vivienda, y una falta de un correcto aislamiento térmico conlleva que estarás tirando por la ventana parte del dinero que estás gastando en calefactar tu hogar.

La pérdida de energía a través de las ventanas es un tema de especial relevancia en los áticos y buhardillas ya que es la parte más expuesta de la casa a sufrir las inclemencias meteorológicas.

Por lo tanto, si queremos mejorar el confort térmico de la vivienda es fundamental renovar aquellas ventanas antiguas por las que se nos escapa el calor, ya que las ventanas de tejado actuales están pensadas para aislar correctamente la vivienda frente al frío, el calor y el agua.

¿Qué es importante a la hora de elegir las ventanas?

  • Seleccionar ventanas con marcos externos de poliuretano. Este material tiene una doble función: actúa como aislante térmico en una zona tan difícil como los huecos que hay entre el tejado y la ventana; y, también, tiene un efecto de sellado consiguiendo que las ventanas aporten estanqueidad y manteniendo la temperatura del interior.
  • Instalar acristalamiento doble o triple. Consiste en que la ventana se componga de dos o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire o gas, que ofrece un mejor aislamiento térmico y acústico.
  • Elige ventanas con aislamiento térmico. Los vidrios se pueden tratar para que repelan el frío y el calor, con este tratamiento conseguiremos que repelan los rayos de sol en verano y retenga el calor en el interior de la casa en invierno.
  • Una correcta instalación es fundamental. Busca un instalador profesional y una marca que haya diseñado un sistema de instalación totalmente hermético.

Si quieres aislar correctamente tu ático, para disfrutar de él este invierno, puedes renovar tus ventanas de tejado en Santiago Criado, ya que las ventanas de la marca Velux tienen un 25% de descuento.